En blog

Los equipos de manutención son pieza clave para el crecimiento sostenido de cualquier almacén. Hay una gran variedad de tipos y modelos en el mercado, pero uno de los más utilizados por las pequeñas, medianas y grandes empresas por su precio accesible y excelente funcionalidad son los estibadores.

Hay dos variantes con diferentes componentes: manuales y eléctricos. Si bien los manuales son los más utilizados, cada vez más negocios depositan su confianza en los ejemplares eléctricos. Se trata de los ejemplares más convenientes si desean la máxima seguridad posible en sus operaciones, debido a los mecanismos que integran, aunque resultan poco útiles si no se consideran varias medidas recomendadas por organizaciones expertas para manejarlos de forma segura.

LA IMPORTANCIA DE LA CAPACITACIÓN

Los dueños de almacenes saben que la capacitación para manejar los equipos de manutención es indispensable para que los almacenes se mantengan constantemente operativos, los equipos no se dañen rápidamente y se eviten lesiones o accidentes. Los estibadores eléctricos están entre las máquinas más útiles y son bastante compactos y sencillos a diferencia de otros.

Al igual que los ejemplares convencionales, operan de forma manual y no necesitan conducirse como las carretillas elevadoras. Su diseño y fácil funcionamiento hace que muchos operarios piensen que no necesitan capacitación para operarlos. Se trata de una idea equivocada que es necesario erradicar, ya que también son fuentes de accidentes y grandes pérdidas económicas.

Si bien es necesaria la capacitación, es menos exigente y compleja que los equipos de manutención más voluminosos. Requiere menos tiempo y puede ser proporcionada por los proveedores del equipo o empresas especializadas, que ofrecen certificados que avalan la seguridad de las operaciones. En ella se incluye el conocimiento de varias normas reconocidas internacionalmente, como OSHA.

Las normas OSHA describen varias medidas que deben aplicar los empleadores para proteger a su personal contra los peligros en la industria general, marítima, agrícola y de construcción. En el caso de los estibadores, se aplican las medidas de la industria en general. Estas normas consideran al equipo de manutención como vehículos industriales motorizados y son considerados dentro de la clase III. Esto significa que los operadores deben estar capacitados para manejarlos de forma segura.

La capacitación debe aplicarse en varias situaciones, como evaluación deficiente, rotación de personal o en caso de que la última capacitación se realizó hace más de tres años. Como mencionamos, en ella recibirán varias medidas de seguridad OSHA. A continuación, mencionaremos las más notorias, aunque no son un reemplazo de los servicios profesionales de certificación.

RESPETAR AL ESTIBADOR ELÉCTRICO

Al manejar esta maquinaria, los operadores deben poner mucha atención al entorno. Cuando giren, consideren el giro amplio del equipo y, al manejar en zonas estrechas, deben asegurarse que sus manos y pies no estén en peligros. Si bien no son grandes montacargas, no debe subestimarse su capacidad de causar lesiones en el personal. Es importante que los empleadores proporcionen equipo de seguridad adecuado, como chaleco reflectante, botas, guantes y botas industriales.

REALIZAR INSPECCIONES DIARIAS

Hay varios tipos de estibadores y ofrecen notables beneficios, por ejemplo, su durabilidad. Los ejemplares eléctricos de marca se fabrican según altos estándares de calidad, pero eso no significa que sean invulnerables. Usarlos diariamente y en condiciones extremas terminarán por desgastarlos, por lo que deben someterse a inspecciones diarias antes de usarlos.

Posee un diseño de baja elevación, por tal motivo, las fallas eléctricas no son tan peligrosas en comparación con fallas similares en equipos más grandes, como montacargas eléctricos. No obstante, aun así, deben revisarse diariamente. En caso de encontrar una anomalía, debe tratarse inmediatamente para evitar altos costes en reparaciones. Se recomienda realizar programas de mantenimiento para que el equipo sea revisado detalladamente por profesionales.

NO DETENER EL EQUIPO CON EL CUERPO

En caso de que los operadores pierdan el control del equipo, deben apartarse y notificar al resto de trabajadores. Si bien suelen ser más inteligentes que las carretillas elevadoras, no debe usarse el cuerpo para detenerlo en caso de que pierda el control. A simple vista, parecen máquinas ligeras, pero son peligrosas si tienen cargas pesadas completas y pueden causar serias lesiones.

USO DE LAS FUNCIONES DE SEGURIDAD

Los modelos más recientes de estibadoras integran funciones inteligentes de asistencia de dirección, que mejoran notablemente la productividad y seguridad, por ejemplo, el descenso inteligente. Esta última reduce la velocidad del equipo de forma automática cuando gira, de modo que se garantice la estabilidad de la carga.

Recuerden que la seguridad es lo más importante, por lo que deben supervisar el almacén para que se respeten las medidas mencionadas y transferidas con el servicio de capacitación profesional. Otro aspecto importante es adquirir un estibador de calidad con un proveedor reconocido. En NIKE COLOMBIANA lo encontrarán. Soliciten más información o una asesoría al +57 (1) 4190166 para para Bogotá D. C., +57 (4) 4798049 para Medellín, +57 (5) 3821687 para Barranquilla, +57 (2) 4103086 para Cali.

nike
nike

phone