En blog

Sin lugar a dudas, los montacargas son las herramientas imprescindibles para mantener una buena productividad y aportar más seguridad en el movimiento de mercancías dentro de la rutina logística de un almacén. En este punto, el elevador semi eléctrico, por ejemplo, demuestra ser altamente eficiente, unificando costos, aportando versatilidad y eficiencia positiva en la carga, traslado y descarga de mercancías.

montacargas

Estos vehículos suelen ser su mejor opción, especialmente si:

  • Las operaciones de su almacén giran principalmente en torno a la manipulación de cargas unitarias.
  • Necesita hacer cumplir el tráfico bidireccional en sus instalaciones.
  • Es necesario impulsar la productividad en sus operaciones.
  • Debe mantenerse la capacidad en altura.

Este modelo de equipamiento es clave para incrementar la agilidad de los procesos, además de ser uno de los principales facilitadores del trabajo de los operadores. Todo es por el costo más asequible y la operación más económica y simplificada. Sin embargo, como veremos a continuación, los beneficios del vehículo elevador semi eléctrico no se limitan a estos requisitos y los beneficios que ofrece son variados.

Todos los días, durante su funcionamiento, una industria debe ocuparse del transporte de diversos elementos, como mercancías, herramientas y equipos. Dependiendo del tamaño y el peso de esa carga, moverla solo con la fuerza humana sería impracticable en muchos casos. En este contexto, el uso de estos vehículos es fundamental para el funcionamiento del negocio. ¡Conozcan los 6 beneficios principales!

montacargas

¿Qué es el montacargas semi eléctrico?

Este vehículo de carga, como su nombre lo indica, funciona de forma parcialmente eléctrica y no utiliza fuentes de energía, como la combustión, para moverse. Entonces, en la práctica, estamos hablando de un dispositivo que combina la operación manual con una ejecución eléctrica. La parte manual está relacionada con el desplazamiento del vehículo, que debe ser empujada por el operador.

Por otro lado, la parte eléctrica está presente en el levantamiento de la carga. Hay una palanca que se mueve de forma autónoma, elevando los brazos del vehículo. NIKE COLOMBIANA es una gran referencia en el mercado porque brinda soluciones efectivas en el sector logístico, brindando soluciones efectivas como estos vehículos que no requieren gran necesidad de espacio para trabajar.

montacargas

Diferencias entre modelos

Cuando se trata de vehículos de carga elevadores, es necesario aclarar un punto sobre las diferencias entre los modelos eléctricos y de combustión.

Apilador manual

Estos modelos están impulsados por la fuerza humana. Para mover el equipo, el operador realiza el movimiento de tirar o empujar. Para levantar la carga, el operador flexiona una palanca hidráulica, lo que hace que se levante. Este equipo se caracteriza por ser más pequeño y liviano en comparación al de combustión.

Apilador de combustión

La apiladora de combustión es una máquina mucho más robusta. Este modelo de vehículo elevador permite trabajar con cargas de hasta 2,500 kg cuando se utiliza un sistema de contrapeso. Además, el equipo de combustión también funciona en terrenos irregulares, porque esta máquina utiliza ruedas y neumáticos. Entonces, es posible trabajar en calles, aceras, pendientes, etc.

Apilador semi eléctrico

El vehículo semi eléctrico, al ser un equipo manual, se limita a trabajar sobre un suelo liso y plano, no pudiendo trabajar con él en una zona exterior con suelo irregular. Además, soporta un peso máximo de 1,000 kg, ya que, no tiene contrapeso para soportar mayores cargas. Es ideal para almacenes y bodegas en donde el espacio es reducido y necesitan apilar efectivamente la mercancía.

6 beneficios del uso de montacargas semi eléctricos

1.    Impacto ambiental reducido

Uno de los grandes beneficios de utilizar este vehículo semi eléctrico está ligado al tema ambiental. Como es más simple de operar y utiliza una fuente de energía más limpia, el impacto ambiental termina siendo menor en comparación con los vehículos de carga pesada de combustión. Esto es de gran importancia en el siglo XXI donde la contaminación ambiental ha puesto en riesgo diferentes ecosistemas y los recursos naturales.

Los modelos de combustión, especialmente los que utilizan diésel, eliminan una serie de gases tóxicos en funcionamiento, además de requerir más insumos sintéticos para su mantenimiento, como los lubricantes. Estos productos, como se sabe, tienen una eliminación muy sensible, ya que, pueden degradar el medio ambiente. Además, puede ser perjudicial para la salud humana en los casos donde la persona sufra de problemas respiratorios.

montacargas

2.    Operación simplificada

Los apiladores  semi eléctricos son un equipo de operación muy simple, que no requiere una formación compleja para que el operador pueda utilizarla de forma eficiente y segura. Esta es una característica muy estratégica, ya que permite a la empresa tener una curva de aprendizaje más corta a la hora de comprar el equipo, asegurando un uso productivo en poco tiempo.

3.    Costos más asequibles

El costo es sin duda uno de los principales beneficios de este vehículo semi eléctrico. Además de ofrecer mayor productividad, agilidad y versatilidad a los movimientos dentro del almacén, el modelo ofrece una relación costo-beneficio extremadamente competitiva, atendiendo bien las necesidades de los diferentes perfiles comerciales. Aquellos gerentes que se decidan en adquirir este equipo notarán que es una gran inversión.

Sin grandes inversiones, las empresas más pequeñas, cuyas operaciones son más sencillas, pueden obtener un uso estratégico de este tipo de montacargas. En este sentido, por ejemplo, existe la oportunidad de modernizar los procesos internos sustituyendo las tareas manuales por alternativas mecanizadas que permiten tener una mejor ergonomía y agilizar los procesos operativos para ser altamente competitivos.

4.    Agilidad en la medida adecuada

Otra cualidad que se puede mencionar en relación con este vehículo semi eléctrico es su agilidad en las operaciones. Como la mercancía se eleva mediante un accionamiento eléctrico, el tiempo necesario para realizar esta tarea se reduce considerablemente. El tiempo es de vital importancia en las operaciones logísticas, tareas que llevan más tiempo de lo normal, pueden producir grandes pérdidas en las empresas.

A modo de comparación, el montacargas semieléctrico es mucho más rápido y menos limitado que el manual. El montacargas manual, al igual que otras máquinas manuales, tiene una elevación limitada de seis pies. Para llegar a este punto, el esfuerzo que debe realizar el operador es de aproximadamente 120 a 130 unidades de bomba hidráulica. Es decir, la fuerza que debe ejercer es menor que con uno manual.

montacargas

Por lo tanto, es un proceso lento que tarda entre uno y dos minutos en alcanzar la altura máxima. El semieléctrico, según el modelo, tiene una altura máxima de tres metros cuarenta y puede alcanzarlo en menos de un minuto. Así, si con un apilador manual es posible descargar cinco pallets en un tiempo determinado, con uno semi eléctrico será posible descargar al menos cuatro veces más al mismo tiempo.

5.    Flexibilidad de uso

Al tratarse de un equipo más compacto, el apilador eléctrico o semi eléctrico satisface las necesidades de almacenes con distribuciones más reducidas, menos espaciosas y con pasillos que no soportan la circulación de vehículos de mayor tamaño, como es el caso de los modelos de combustión. Son idóneos para el apilamiento adecuado en los pasillos estrechos y de esta manera evitar accidentes con la mercancía.

Además, este tipo de equipos pueden ofrecer un interesante soporte operativo, incluso en grandes almacenes, ya que, se puede aplicar en el movimiento de cargas menores y ligeras, eliminando la necesidad de utilizar vehículos elevadores más robustos, cuyo costo operativo es mayor. El uso sencillo de estas máquinas es ideal para prevenir hechos fortuitos en los operadores o enfermedades laborales.

6.    Mantenimiento simple y económico

Además del costo de adquisición más asequible, el montacargas semi eléctrico también tiene la ventaja de reducir los costos de mantenimiento. La ausencia de piezas mecánicas complejas, sistemas hidráulicos y el motor de combustión, por ejemplo, ya simplifica enormemente las operaciones y la necesidad de un mantenimiento más elaborado, tanto preventivo como correctivo. ¡Van a tener un equipo que agilice las operaciones, cuide su mercancía y les ayude a reducir costos!

montacargas

Finalmente, el buen aprovechamiento de las inversiones en estos vehículos, en gran medida, se debe a la elección del equipo correcto. Esta decisión debe basarse principalmente en las necesidades de la empresa y las características físicas de sus instalaciones. Como hemos visto, el equipo tiene características y ventajas muy concretas, es un modelo que combina eficiencia y costos de forma equilibrada.

En NIKE COLOMBIANA ofrecemos los mejores vehículos de carga pesada para cada una de las necesidades que ustedes presenten en su industria y empresa. Somos una empresa colombiana que desde el año 1969 está brindando soluciones efectivas y los equipos adecuados en el sector logístico. Tenemos más de 50 años en tradición, calidad, compromiso y vanguardia. Si desean más información sobre estos vehículos semi eléctricos, nos pueden llamar al (1) 419 0166 y con gusto les atenderemos.

Publicaciones recientes
estibadorestibadoras

phone