En blog

Cada operario de almacén, para poder hacer frente a las distintas operaciones relativas al movimiento de materiales, necesita de un montacargas a su disposición. Son medios diseñados para levantar y mover una determinada velocidad, acelerando significativamente los tiempos de trabajo y reduciendo costos representativos.

Todo esto, por tanto, es muy significativo en lo que respecta a la salud del propio operador y a la economía de la empresa y al ahorro de tiempo y dinero en las distintas operaciones. Ya sea un montacargas eléctrico, un montacargas diésel o un montacargas trilateral, lo fundamental será elegir la que mejor se adapte a las necesidades a cubrir en el almacén.

montacargas

Elegir el montacargas ideal

Actualmente, en el mercado existe una amplia gama de montacargas entre las que cada empresa puede elegir, en función de las operaciones que luego habrá que realizar en el almacén. Al visitar el sitio web de NIKE COLOMBIANA, por ejemplo, será posible comprender cuáles son los diferentes tipos y por qué se utiliza cada equipo individual.

Antes de proceder con la compra e incluso antes de elegir entre los distintos modelos, es necesario seleccionar la categoría que mejor se adapte a sus necesidades y requisitos, el espacio con el que cuenta el almacén, el sistema de pallets empleado, entre otros.

Los principales factores a considerar al hacer esta elección son los siguientes:

Suministro de energía para el equipo:

Es necesario evaluar si la mejor solución es llevar un montacargas eléctrico o diésel, según el lugar donde se utilizará. De hecho, los equipos eléctricos se pueden utilizar tanto en interiores como en exteriores, mientras que los montacargas diésel solo se pueden utilizar en exteriores, debido a los humos que producen y son adecuados para climas extremos, zonas intensas y suelos complejos.

montacargas

Capacidad del equipo:

Dependiendo del tipo de material a mover, es bueno evaluar la capacidad efectiva del montacargas que se va a elegir para hacer frente a la cantidad de trabajo por tratar. Si necesita mover materiales muy pesados, debe comprar un vehículo que pueda levantar una buena cantidad de mercancía de gran peso.

Condición del Montacargas:

Elegir entre nuevo y usado nunca es fácil. De hecho, es necesario analizar en detalle las condiciones del montacargas que planeas elegir, solo para entender si es un buen negocio o si necesitas comprarlo nuevo. Sin embargo, en NIKE COLOMBIANA aconsejamos que adquieran un equipo nuevo para su almacén; puesto que van a contar con una mayor vida útil y podrán escoger con nosotros el que sea el indicado para su operación logística.

¿Qué tipo de equipo elegir?

A menudo, al momento de tener que comprar un montacargas nuevo, surge esta pregunta: ¿eléctrica o diésel? El primer factor por evaluar para tomar la mejor decisión es estimar el total de horas diarias para las que se supone que se utilizará el montacargas. De hecho, es necesario tener en cuenta que un montacargas eléctrico tiene una duración relacionada con la recarga de la batería y por tanto, se recomienda para hacer frente a todos aquellos trabajos de almacén que no requieran demasiado tiempo; pero si una agilidad en los procesos operativos.

montacargas

Un montacargas diésel, en cambio, puede hacer frente a 8 horas de trabajo consecutivas sin ningún problema y sin tener que recargar durante el día. Por tanto, todo depende del tipo de trabajo por realizar y de los métodos para realizarlo. Estos son factores de suma importancia que debe considerar antes de hacer la elección correcta.

Existen, como acabamos de decir, distintos tipos de montacargas. Esto se debe a que cada máquina está diseñada para responder a un sector o requisito de tarea determinado. Los montacargas simples, las más comunes, son las que están equipadas en la parte delantera con «horquillas». Las denominadas horquillas tienen la función de levantar cargas incluso a alturas muy importantes para colocar la mercancía en los estantes más altos.

Las máquinas apiladoras, también conocidos como apiladores en cambio, se diferencian de las máquinas elevadoras tradicionales debido a una ligera diversidad de usos: aunque realizan más o menos la misma función, de hecho, esta máquina requiere un control cuidadoso por parte del operador, que suele trabajar junto a ella. A continuación, debemos hablar de los equipos para estibadoras, que en su lugar pueden utilizar pallets de madera.

Montacargas frontal

El montacargas frontal es el equipo tradicional de carga pesada, ya que es el modelo más utilizado y extendido. Este prototipo es muy dinámico y práctico, tanto que es capaz de moldearse a cualquier tipo de trabajo y de ahí radica la gran demanda y preferencia que ha tenido a lo largo de los años. Se distingue porque ha sido diseñado para el manejo frontal de la mercancía en comparación al retráctil que lo hace en distintas direcciones.

El camión en cuestión puede funcionar con batería de gasolina, gas, diésel o eléctrica. El nombre proviene de la ubicación de las horquillas, ubicadas en la parte frontal de la máquina. Este tipo de vehículo elevador es especialmente adecuado para almacenes, porque es eficiente y confiable. Es especialmente elegido por quienes tienen que realizar maniobras en diferentes espacios y terrenos para el traslado de mercancías organizadas en los pallets.

montacargas

Montacargas retráctiles

Los montacargas retráctiles también son muy populares, pero se distinguen por una estructura más restringida. Estos suelen tener un papel relevante en el almacenamiento de la mercancía y se utilizan principalmente en el almacén que tenga pasillos reducidos en el espacio; obteniendo un mayor rendimiento. Por eso, si desea mantener la mercancía en orden en esos espacios reducidos, este es el vehículo ideal.

Una de las peculiaridades del tren de aterrizaje retráctil es, de hecho, la posibilidad de estrechar el vagón si es necesario para poder atravesar los pasillos sin ningún inconveniente. Generalmente, la máquina funciona con una batería eléctrica. El Montacargas retráctil tiene entonces la tarea de agilizar el transporte y el tipo de movimiento de la máquina. Finalmente, los recogepedidos se utilizan para picking en el almacén y su principal función es simplificar los movimientos.

montacargas

Apiladores

Otro modelo valioso para el almacenamiento en almacén es el apilador. Lo que lo hace especialmente adecuado para esta función es su maniobrabilidad, flexible incluso en los pasillos más estrechos. Las dimensiones de los apiladores le permiten transportar más mercancías en un mismo trayecto. Esto permite que su desempeño sea muy eficiente.

Estibadoras

El estibador también se utiliza para cargar mercancías. La máquina se utiliza cuando no hay necesidad de elevar materiales a alturas particularmente importantes. En la macro categoría de transpaletas podemos reconocer diferentes modelos. Tenemos por ejemplo los eléctricos y manuales. Son preferibles las eléctricas, ya que ofrecen la posibilidad de ser utilizadas con un operador a bordo o con un operador al lado.

Montacargas con carga lateral

Otra solución opcional la proporciona el montacargas de carga lateral. Está diseñado y utilizado para el transporte de materiales largos. Entre estos, por ejemplo, encontramos paneles, tubos de hierro o plástico y tablas de madera. La máquina toma su nombre del enchufe, ubicado en el lateral, para simplificar el transporte. Sin embargo, hay muchos otros modelos que considerar. La elección siempre está relacionada con la necesidad requerida.

montacargas

Montacargas trilaterales

Los vehículos trilaterales también se utilizan para cruzar pasillos estrechos. Sin embargo, a diferencia de los montacargas retráctiles, están equipadas con horquillas giratorias. De hecho, las horquillas de los montacargas trilaterales pueden girar a derecha e izquierda, según el caso. Esta función permite una mayor eficiencia, especialmente en áreas de almacenamiento o almacenes que se desarrollan verticalmente.

Montacargas todoterreno

Finalmente, tenemos los montacargas todoterreno. Se trata de máquinas diseñadas específicamente para quienes necesitan operar en grandes obras de construcción o en tierra. La máquina en cuestión se distingue por una estructura maciza y elevada. El motor es diésel y tiene una gran potencia para solventar esos terrenos ásperos y desprolijos.

Beneficios de su uso en los almacenes

Los montacargas ofrecen un gran número de beneficios en el apilamiento de la mercancía en los pallets. De acuerdo con su modelo, características y necesidades pueden ser empleados para agilizar las operaciones logísticas de las bodegas. A continuación, enumeramos las más importantes:

  • Manipulación de grandes cargas
  • Operación en todos los contextos
  • Velocidad de acción
  • Aprovechamiento del espacio
  • Seguridad del operador
  • Reducción de costos

Contactando a NIKE COLOMBIANA, cada empresa puede recibir respuestas sobre las diversas dudas relacionadas con la compra, beneficiándose de un personal capacitado y calificado para ayudar al cliente: luego se proporcionará información relativa a las características físicas de cada vehículo, detalles sobre el rendimiento y los costos y métodos de pago de cada vehículo perteneciente a la amplia gama a la venta en la sede física y en línea.

Desde el año 1969 nos hemos caracterizado por buscar soluciones eficientes para nuestros clientes. Es por eso que ofrecemos productos de fabricación propia e importados con los más altos estándares de calidad. Puede ponerse en contacto con nosotros en nuestras líneas telefónicas en Bogotá al PBX +57 (1) 419 0166 y en Medellín al +57 (4) 479 8049.

Publicaciones recientes
brazo hidráulicoestibadoras contacto
contactoContacto