En blog

No cabe duda de que el brazo articulado sobre camión, conocido también como grúa HIAB por sus célebres fabricantes, son maquinarias indispensables en el ámbito de la construcción, especialmente en aplicaciones donde no se necesitan las enormes grúas de torre. Son cada vez más usadas que otras opciones convencionales, debido a que permiten descargas de elementos pesados para la construcción y moverlos a cortas o largas distancias sobre las superficies irregulares del sitio de obra.

Los brazos articulados de la marca HIAB ofrecen muchos beneficios que los vuelven llamativos para la industria constructora, por ejemplo, la capacidad de desplazar objetos pesados dentro de su rango de acción, como perfiles estructurales, prefabricados, varillas, arenas, entre otros. También permiten hacer montajes, izar postes, entre otros. Sus aplicaciones en la industria constructora son amplias y vale la pena conocerlas con mayor detalle.

¿PARA QUÉ LAS USAN LAS EMPRESAS CONSTRUCTORAS?

Un camión con un brazo articulado montado no era una opción para la industria constructora del pasado, ya que objetaban no tenía suficiente capacidad. Sin embargo, esto cambió y, actualmente, pueden encontrar ejemplares con capacidades de más de 100 t/m, que es suficiente para la mayoría de las aplicaciones de las empresas constructoras, entre las que destacan:

  • Carga y descarga de materiales pesados, ya sea a la misma unidad o a otra, por ejemplo, arena y cemento en las mezcladoras o cascajo en camiones de carga.
  • Elevar, mover y sujetar elementos estructurales en las posiciones permitidas conforme a su diagrama de cargas.
  • Cargar y descargar herramientas o equipos menores.
  • Utilizar accesorios permitidos por los fabricantes, como cucharones para levantar arena, guijarros, entre otros materiales a granel, portapallets para mover costales con cemento, jib, entre otros.
  • Con un brazo articulado pueden sujetar, mover o levantar los materiales de construcción por debajo del nivel del suelo según el diagrama.
  • Levantar las cargas a grandes alturas y sostenerlas para realizar trabajos de montaje de vigas metálicas, elementos de concreto, cabríos, entre otros.
  • Mover cubos de concreto a las distintas áreas a hormigonar y soltar las cargas a grandes alturas, por ejemplo, en losas de pisos superiores.
  • Elevar las cargas a diferentes alturas, por ejemplo, para mover grava a los tejados.
  • Trabajos de montaje, como posicionamiento de vigas en grandes edificios.
  • Izar materiales de construcción sobre pallets a distintas alturas de los edificios, transportándolos desde el propio camión, desde otro vehículo o del piso.
  • Mover cubas a distintas alturas para hormigonar.
  • Colocar grandes tuberías a nivel del suelo o dentro de zanjas y mantenerlas bien posicionadas mientras son unidas.
  • Manejo de cargas muy pesadas, como planchas prefabricadas de concreto, perfiles metálicos, entre otros.

CONSEJOS DE SEGURIDAD

Algo que deben conocer sobre las grúas hidráulicas sobre camión es que, si bien se fabrican con estándares de alta calidad y pueden soportar muchísimo peso, deben tomarse precauciones al utilizarlas. Se trata de equipos que no puede manejar cualquier persona. Tiene que ser una que esté capacitada y certificada para ello, de modo que se cumplan los requisitos de seguridad en la industria constructora.

Incluso si el operador es muy experimentado, pueden ocurrir accidentes y otros problemas de seguridad, que, usualmente, se deben a problemas en la comunicación entre los operadores, trabajadores, supervisores y gerentes del proyecto. Los errores humanos son la principal causa de accidentes con grúas articuladas, lo que aplica no solo a los operadores, también al personal responsable de los procedimientos de seguridad y mantenimiento.

Los accidentes también suceden cuando tanto los procedimientos operativos como el mantenimiento del equipo no están al día con las demandas operativas. Recomendamos las siguientes medidas para garantizar la seguridad al usar una grúa:

  • Es importante que los inspectores revisen la unidad antes de enviarse al sitio de la obra.
  • Revisen el brazo de forma periódica. Busquen la presencia de piezas desgastadas, cables dañados o fisuras.
  • Si es necesaria una reparación, debe realizarse por personal calificado.
  • Coloque siempre el camión con el brazo montado sobre superficies planas y sin cableado alto cercano.
  • Por ningún motivo sobrecarguen el equipo. Los fabricantes establecen un límite de carga, pero los expertos recomiendan que las grúas no carguen más del 75% de la máxima capacidad.
  • Asegúrense que haya cercas en torno al sitio de construcción para que personas no autorizadas se acerquen a la unidad articulada.
  • Las grúas poseen dispositivos de seguridad, por ejemplo, el operador de nivel. Deben mantenerse en óptimas condiciones siempre que las usen.
  • Es indispensable que haya un equipo de comunicación en el sitio de obra. Al menos debe haber una persona que indique cuando el brazo articulado se encuentre en movimiento para que todos se mantengan al tanto en todo momento.
  • Utilicen una protección de caída para las personas que operen por arriba de los dos metros de altura.

Si necesitan una grúa hidráulica de marca y excelente calidad constructiva, opten por los ejemplares de HIAB que ponemos a su disposición. Pidan más información o una cotización a través de la línea 602 410 3086 para Cali, para Bogotá llamen al 601 419 0166, 604 479 8049 para Medellín o 605 382 1687 para Barranquilla.

nike

phone