En blog

La tecnología ha facilitado en gran medida los procesos productivos. Desde la revolución industrial se dio un proceso acelerado de avances en función de mejorar la calidad de los productos en las industrias, a la vez de que facilitan las operaciones de su producción. El brazo hidráulico es una herramienta muy versátil que tiene grandes beneficios para las organizaciones. Por eso les contaremos algunos datos que quizás no sabían sobre este gran avance tecnológico.

¿CÓMO SURGIÓ?

En términos técnicos, el brazo hidráulico surgió después del descubrimiento de la prensa hidráulica. Estos elementos funcionan basándose en el principio de Pascal, que establece que una presión aplicada sobre cualquier masa líquida se transmite a todas las direcciones posibles.

Dentro de la práctica, este principio trae muchos beneficios, pues en cuanto a los brazos hidráulicos, permiten levantar grandes volúmenes gracias a las pequeñas fuerzas que se aplican dentro del artefacto.

Cuando surgió la necesidad de construir grandes edificios en la antigüedad, se creó una herramienta que permitía levantar y transportar elementos muy pesados que eran necesarios para la construcción.

Dicha herramienta se trataba de un brazo de madera que giraba sobre su propio eje para levantar y llevar el material desde un sitio a otro. Este utilizaba sistemas de poleas, donde los trabajadores debían aplicar bastante fuerza para jalar unas cuerdas que le permitían subir el material y luego bajarlo disminuyendo la fuerza.

Con el pasar de los años, este brazo fue estudiado y mejorado de forma paulatina, hasta adquirir mejoras tanto en los materiales como en su funcionamiento. Pero en el momento que el físico y matemático francés Blaise Pascal generó su principio y creó la prensa hidráulica, estos brazos cambiaron de manera significativa.

Tras el descubrimiento se comenzó a utilizar para el brazo hidráulico un sistema parecido al de las prensas hidráulicas, lo cual permitía levantar grandes pesos, pero sin la necesidad de ejercer mucha fuerza.

¿CÓMO FUNCIONAN?

Tal como lo indica su nombre, el brazo hidráulico utiliza la presión de un fluido, por lo general agua, para levantar cargas, valiéndose de principios físicos como el de Pascal y el de Arquímedes.

Los brazos hidráulicos funcionan a través de un sistema de pistones. Los pistones a su vez son émbolos que se ajustan dentro de las paredes de un cilindro a través de aros flexibles que se llaman segmentos.

El pistón realiza un movimiento alterno, obligando a que el fluido dentro del cilindro modifique su presión y volumen, transformando en movimiento el cambio de presión y volumen del fluido en cuestión.

Dentro de las diversas aplicaciones para las que se emplea, el pistón recibe y transmite fuerzas en forma de presión del líquido o gas. Según la ley de Pascal, la presión que se desarrolla en el fluido es igual en todos los puntos, por lo que la fuerza que se genera en un pistón es igual a la fuerza que se genera en otro pistón Y.

APLICACIONES

En nuestro caso, estos brazos son utilizados para complementar las funciones de las grúas hidráulicas, utilizando todos los principios y aspectos físicos que les mencionamos antes para movilizar objetos pesados, que, de otra manera, serían imposibles de mover.

De este modo, podemos encontrar, por ejemplo, grúas articuladas equipadas en camiones, que brindan gran flexibilidad en su utilización, ya que son elementos compactos que pueden moverse en distintos espacios complejos.

Las grúas son especialmente prácticas dentro de proyectos de construcción, en especial cuando son de gran envergadura como edificios altos, carreteras, aeropuertos, parques, entre otros.

Aquellos procedimientos que tomarían una gran cantidad de tiempo, recursos económicos y personas trabajando, pueden realizarse de manera sencilla utilizando este tipo de equipos. Por tal motivo, son muchas las industrias que cada vez se atreven a implementarlos dentro de sus procesos.

Las grúas que implementan brazos hidráulicos tienen grandes ventajas, como ser más ligeras, lo cual no quiere decir que sean menos potentes, pues, por lo general, estas son capaces de elevar pesos de hasta 4 a 11 toneladas.

Además, son muy prácticas porque ofrecen mayor precisión a la hora de movilizar las cargas, gracias a su sistema hidráulico y las capacidades de movimiento y rotación que poseen. Por otra parte, son máquinas muy duraderas, debido a que sus sistemas de rotación tienen un índice bajo de fricción, lo cual disminuye de manera considerable el desgaste.

En NIKE COLOMBIANA tenemos estos equipos a su disposición, para que aprovechen las grandes ventajas competitivas y funcionales que les pueden brindar. Escríbannos al correo electrónico comercial@nikecolombiana.com para que podamos asesorarlos y prestarles el servicio que más necesitan.

nike

phone