En blog

Inventados en la década de 1830 por el empresario Joseph Curtis, los gatos hidráulicos son instrumentos mecánicos de suma utilidad para el levantamiento de distintas cargas por medio de aceite a presión. El aceite, al bombear el émbolo, se alimenta a un cilindro que se encarga de presurizar el equipo para que pueda levantar y soportar diversos objetos, especialmente vehículos.

Los fabricantes como NIKE COLOMBIANA, los confeccionaban con materiales resistentes y óptimos diseños para que sean seguros de utilizar, sin embargo, ya sea que lo usen en su garaje para dar mantenimiento a su automóvil o taller automotriz, es importante que consideren algunos consejos de seguridad para evitar lesiones y daños en bienes.

¿Cómo funcionan y cómo usarlos?

gatos hidráulicos

Mediante un gato hidráulico pueden elevar cargas pesadas por medio de un accionamiento manual con una palanca y son útiles para aplicaciones en las que se requiere una buena combinación de capacidad de carga, velocidad de accionamiento y facilidad de uso. Permiten que una fuerza requerida para levantar objetos pesados sea menor en términos de esfuerzo, lo que confiere seguridad en procesos como cambiar una llanta o revisar mecanismos inferiores en las maquinarias.

Su fabricación se lleva a cabo bajo el principio de Pascal, el cual señala que la presión que se ejerce sobre un fluido incompresible y en equilibrio en el interior de un recipiente con paredes no deformables, es transmitida con una intensidad igual en todos los puntos y direcciones del fluido. Los gatos hidráulicos son fabricados con dos cilindros que se conectan entre sí, uno más pequeño que el otro. Ambos levantan objetos mediante la aplicación de fuerza al fluido en un cilindro, que a la vez, ejerce presión a lo largo y contra la superficie del cilindro. Con la adición de un componente más pequeño, puede producirse una fuerza mayor a partir del elemento más grande, lo que ofrece una gran capacidad de carga.

En la mayoría de los casos, y al igual que lo montacargas, se usan para soportar y elevar objetos sumamente pesados, aunque de manera fija, por lo que es crucial que utilicen el ejemplar adecuado.

  • Para usarlo correctamente, asegúrense primero de ponerlo en una superficie plana y sólida, sin rastro de aceite, arena o suciedad.
  • Colóquenlo posteriormente debajo del objeto que deseen levantar, específicamente en un punto seguro, por ejemplo, si levantarán un vehículo, alineen el gato con el travesaño.
  • Comiencen a bombear cuando esté asegurado hasta la altura que necesiten.
  • Aseguren el objeto a la altura deseada con el uso de soportes, los cuales conseguirán con NIKE COLOMBIANA, expertos en la venta de gatos y distintos tipos de plataformas elevadoras.

¿Cómo garantizar la seguridad con su uso?

gatos hidráulicos

Los fabricantes diseñan distintos tipos y les integran diversos elementos de seguridad, sin embargo, es importante considerar todas las medidas necesarias cuando se trata de cargas pesadas. Las mejores prácticas que pueden realizar para garantizar su integridad y la de los objetos por levantar, son las siguientes:

Revisen la capacidad de carga del gato

Antes de utilizar el gato hidráulico, revisen su capacidad de carga. Se trata de la cantidad máxima de peso que puede levantar sin comprometer la seguridad. Algunos ejemplares pueden cargar hasta 5,000 kg mientras que otros pueden alcanzar los 30,000 kg. En ambos casos es crucial no sobrecargar el gato, sin excepciones.

No se arrastren ni caminen debajo del gato

Les sonará bastante obvio, sin embargo, hay muchos casos de personas que confiaron demasiado en la capacidad de los gatos mientras soportaban una carga y terminaron accidentadas. Si la carga está incluso por debajo de la capacidad de carga del gato, siempre habrá la posibilidad de una falla por falta de fijación, ajuste, detalles omitidos, etcétera. Siempre que su gato soporte una carga, despejen el área debajo de ella, delimítenla e impidan su paso. Coloquen, si es posible, un cartel señalando el peligro potencial.

Cambien el aceite con regularidad

Los gatos hidráulicos que presentan un excelente diseño y son confeccionados con materiales de suma resistencia no necesitan de mucho mantenimiento, sin embargo, no quiere decir que las revisiones deban omitirse. Una de las más importantes es el cambio del aceite. Todos los ejemplares, incluidos los de tipo botella que ponemos a su alcance, contienen aceite, el cual se usa para crear presión, sin embargo, con el tiempo y el uso termina por degradarse, lo que implica una reducción de su rendimiento.

Para saber cómo y cuándo realizar los cambios de aceite, revisen el manual de instrucciones o soliciten asesoría de sus proveedores. Los periodos pueden variar en función de la marca, sin embargo, la mayoría requieren un cambio al menos una vez cada tres años.

Usar equipos de protección personal (EPP)

Su uso es crucial cuando se trata del gato hidráulico. Si bien el equipo de protección personal varía según el tipo de gato hidráulico y las maneras en que se utilizan, comúnmente se sugiere el uso de guantes gruesos, gafas resistentes a impactos y botas con puntas de acero. Muchas personas han resultado ilesas en los talleres gracias al EPP, por lo que no deben omitirlo.

Usar puntos de elevación

No utilicen el gato hidráulico para elevar un objeto desde cualquier sitio, más bien, háganlo con la consideración de los puntos de elevación de las cargas. Están diseñados para soportar amplios pesos u evitar las rupturas de las cargas. El punto de levante tiene que ser plano, capaz de soportar la base del gato, y nivelado con el suelo. El levantamiento tiene que hacerse de manera recta, tanto arriba como abajo. Si operan en el piso, coloque un bloque ancho en la base del dispositivo para evitar que se voltee, incline o hunda cuando se aplique el peso.

Protección

gatos hidráulicos

Mantener los gatos es crucial para garantizar la seguridad y su óptimo funcionamiento. La mejor manera de mantenerlo protegido mientras no son usados, es colocarlo en sitios sin humedad, polvo o escombros y en una zona aislada. Si no es cubierto adecuadamente, se mantendrá expuesto a elementos duros de manera prolongada y sus sellos se desgastarán de manera prematura. Les sugerimos almacenarlo con el pistón del ariete retraído, con el fin de evitar que se presenten daños en el pistón, lo que afectará el funcionamiento general.

Los consejos de seguridad para el uso de brazos articulados, gatos de botella hidráulicos, plataformas, entre otros son cruciales, por ello deben capacitar al personal y mostrárselos y evitar que operen sin antes conocerlos.

Si desean gatos de botella hidráulicos de la mejor calidad en Colombia u otros equipos de levantamiento como los apiladores, contáctennos a través de los números +57 (4) 4798049 para Medellín, +57 (1) 4190166 para Bogotá D. C., +57 (2) 4103086 para Cali y +57 (5) 3821687 para Barranquilla.

Publicaciones recientes
grúas articuladasgrúas articuladas contacto
contactoContacto